sábado, febrero 04, 2017

Los excluidos




Los excluidos son de los personajes más relevantes de las historias de familia. Son relevantes por el impacto emocional que tuvieron y tienen. Y por el posible impacto que puedan tener en generaciones posteriores. 

Quién excluye a los excluidos? 

Normalmente, quien excluye es quien recibe el impacto emocional de este personaje. Por ejemplo, un hombre excluye al asesino de su padre por el dolor que le generó. Puede creer que al excluirlo también quitará el pesar de su corazón, pero no sabe que este asesino ya forma parte de su sistema por haberlo impactado de manera irreversible. 

Los excluidos suelen estar vinculados al dolor. Asesinos, personas fallecidas de manera dolorosa, abortos, niños fallecidos, madres que mueren en el parto, personas con enfermedades mentales, adictos, violadores, ladrones, en resumen: seres humanos con destinos pesados o difíciles. 

Lo que suele ser complicado es ver al excluido con ojos de honra. Asentir a su destino. Dejar de señalarlo y decir que SI a lo que fue. Por ello, lo "menos doloroso" es hacerlo a un lado y hacer que no pasó lo que pasó. 

Y luego que se excluye, qué pasa? 

Quien excluye al dolor de su vida o a quien le generó ese dolor en su vida, puede sentir paz. Una paz que es personal y temporal. Su yo está "a salvo", pero el dolor no desaparece porque no dejamos de mirar, el dolor no desaparece del sistema al excluirlo. Es una ilusión. 

Las consecuencias se ven más tarde. Cuando alguien, por amor a su sistema, por balance y por cumplir la máxima que indica que el sistema no acepta espacios vacíos, trae de vuelta a este excluido de alguna manera. 

Puede ser viviendo un destino similar al de esta persona excluida, a la par de su propio destino. Puede ser encontrando a una pareja que se parezca en cualidades y acciones a este excluido. Puede ser repitiendo los hechos tal y como sucedieron en el pasado. 

No es azar. No es casualidad. Es el sistema buscando equilibrarse, buscando su balance, buscando integrar a quien fue expulsado del clan y que de cualquier manera, tiene un lugar (su lugar) en el mismo. 



Cuál es la solución?

La respuesta es simple: INCLUIR. Honrar. Dar lugar. Entregar el destino a quien corresponda y quedarme solo con mi propio destino. Decir que SI a lo que fue que ya no podemos cambiar. 

Hace poco trabajé en un caso en el que la paciente o cliente solo sentía paz cuando miraba al excluido de la familia. Cuando no lo miraba, no tenía balance ni equilibrio. Qué acto de amor más grande!, pensé yo. Esta persona es capaz de ponerse en riesgo con tal de incluir a este personaje. 

Pudimos ordenarlo. Para bien del cliente, del excluido y del sistema. Al dejar al exluido con su destino, al reconocerlo en su historia (aunque sea dolorosa), al pedirle que mire con bien a quien lo haga diferente, al darle su lugar, el sistema empieza a balancearse y la persona comienza a poder mirar hacia su futuro, un futuro propio. 

Gracias a todos los exluidos que tantas lecciones hermosas pueden darnos. Gracias a los que pueden mirarlos, pues con su mirada logran balance para sí mismos y para su familia. 


Autor del texto: Raiza Ramirez

No hay comentarios.:

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)