martes, junio 09, 2009

Los sueños y sus significados


En un acto cotidiano como el dormir hay una gran cantidad de información y secretos escondidos. Los sueños se presentan como revelaciones existenciales que pueden brindar datos para el crecimiento de las personas. Escucharlos puede ser el comienzo de una mejor vida

Todos los seres humanos duermen, todos los seres humanos sueñan. Ambas actividades tienen importancia en la existencia del hombre. Por una parte, el sueño tiene una función fisiológica y además, puede brindar un mensaje al durmiente.

Los mensajes oníricos que se develan noche a noche, aunque parezcan particulares y no se entiendan en una primera mirada, dicen mucho del momento existencial de la persona.

Los sueños también cumplen una función orgánica, pues ayudan en el descanso físico del hombre y a descargar pensamientos o ideas.

En el libro "Saber dormir, saber soñar", su autor, Juan Ramón Zaragoza, indica que los sueños son la sucesión de imágenes de gran realismo y desarrollo fantástico que un individuo experimenta sin despertarse.

Profundo y superficial

Dormir no es sólo acostarse, arroparse y apagar la luz. Desde siglos pasados, diferentes científicos se dieron a la tarea de analizar el sueño. Los estudiosos han descubierto que el sueño tiene fases y que se dividen en dos tipos: profundo y superficial.

A la par, los expertos en el tema develaron que, en determinados momentos, mientras las personas duermen presentan movimientos oculares rápidos, esto ha sido llamado REM (por su significado en inglés: rapid eyes movement). En estos lapsos, la actividad cerebral es parecida a la vigilia y, adicionalmente, se presenta un estado de máxima relajación corporal. La conclusión de los expertos es que los sueños se producen cuando se manifiestan estos movimientos.

Hay otros momentos en el dormir en los cuales no se presenta movimiento ocular, es lo que los conocedores han llamado sueño NO-REM. En este lapso, el cerebro se encuentra en reposo y/o descanso, el tono muscular disminuye sin llegar a la relajación total y el tamaño de las pupilas oculares se reduce.

El sueño y su ciclo

En un adulto joven, el ciclo del sueño está formado por varias fases: durante el promedio normal de ocho horas se presentan, aproximadamente, cinco etapas de una hora y media de duración cada una.

Dentro de este esquema se nota que a medida que pasan las horas, el sueño NO-REM es menos profundo y de menor duración, mientras que el sueño REM se prolonga cada vez más. Esto da una pista de porqué el sueño que se suele recordar es el último que se tuvo, en este momento el dormir es más superficial y el sueño REM es más extenso.

Bajo esta misma óptica, según explican los psicólogos, la mejor hora para recordar el sueño es cuando la persona acaba de despertar, ya que en ese momento la censura racional es menor.

La visión terapéutica

Cada escuela de Psicología utiliza un abordaje diferente para trabajar o interpretar los sueños. La coincidencia de todas está en que durante ellos se manifiestan aspectos importantes de la personalidad del soñante.

Generalmente, el material que aparece en los sueños corresponde a los llamados residuos del día, es decir, tienen que ver con situaciones que la persona experimentó mientras estaba despierta.

Algunos de estos episodios pueden ser resolutorios en sí mismos, pues aportan una respuesta esperada por el soñante. En este tipo de sueños, cuando la persona los recuerda siente bienestar interno.

Otros sueños ocasionan un tipo diferente de respuesta en las personas, positiva o negativa. Cuando la imagen que aparece genera ansiedad o angustia, se recomienda trabajarla terapéuticamente para poder encontrarle una respuesta.

Ahora bien, la persona puede observar el sueño como si fuera una película, tratar de colocarse como un testigo de la misma y buscar responderse la siguiente pregunta: ¿Qué tiene esto que ver con mi vida? A juicio de la psicóloga, en la respuesta a esta interrogante puede haber un mensaje revelador.

Todas las noches se duerme y se sueña, aunque la persona no lo recuerde. Algunos conocedores del tema recomiendan tener un diario o cuaderno de sueños, en el cual se anote día a día -apenas despierte- eso que se miró mientras estaba dormido.


-------------------------------------------

¿Para qué dormimos?

- Regenerar el organismo. En este tiempo, se eleva la regeneración celular, cicatrizan las heridas, se reparan lesiones y se reconstituye tejido.
- Aumentar la resistencia. En el sueño, aumentan las defensas de tal manera que el organismo puede defenderse de las agresiones microbianas.
- Crecer. Mientras se duerme hay mayor secreción de la hormona del crecimiento en la hipófisis. Es por ello que los niños necesitan más horas de sueño que los adultos.

¿Para qué soñamos?

- Organizar la memoria. Una de las funciones del sueño, según dicen los especialistas, es filtrar los acontecimientos más importantes sucedidos en el día.
- Estimular el aprendizaje. Se cree que hay relación entre el sueño REM y el desarrollo de las funciones cerebrales.
- Seguridad física. Dadas las fases del sueño, existen momentos en los que el durmiente se encuentra en un estado menos profundo, esta condición le brinda un estado de seguridad y de control.

-----------------------------------------------------------






Si sueñas con un matrimonio…

En la cultura popular existen muchos mitos alrededor de los sueños. Por ejemplo, si aparece un matrimonio, se pronostica una muerte cercana y, por el contrario, el fallecimiento de un ser cercano significa que una boda viene en camino.

Otro cuento común es que si aparecen dientes que se caen o se rompen mientras se duerme, la muerte está cerca. Dicen que un caballo blanco significa prosperidad económica; un libro, larga vida; y una cascada, un matrimonio exitoso.

En Venezuela y otros países de América, estos mensajes también se vinculan con los juegos de azar. Por ejemplo, si aparece una gallina es porque saldrá premiado el número 50; si es un avión, hay que apostar por el 01, y por el 51 si el sueño es con una monja.

Estas creencias vienen desde tiempos pasados y se pueden vincular con el psicólogo Carl Jung, quien a través de la creación de los arquetipos y su interés sobre los sueños, habló de lo que es el inconsciente colectivo, es decir, lo que es común para un gran número de personas a pesar de que pareciera no haber una conexión obvia. Con el paso el tiempo, estos mitos se han ido alterando y ajustando a las sociedades.

Para cada persona su sueño tiene un significado único y específico, que está relacionado a su proceso personal y momento existencial. Lo que para un soñante simboliza el mar puede ser diferente para otro. Cada quien le brindará las cualidades y características que más lo representan.



Autora del texto: Raiza Ramírez
Psicoterapeuta Gestalt y Terapeuta en Constelaciones Familiares

No hay comentarios.:

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Bebé gestáltica y mamá neurótica

Contacto sin sobrecontacto

Ella va a su ritmo

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)