viernes, junio 06, 2008

Anticipar lo peor


¿Qué pasa cuando dejo de estar en el presente y me mudo a un futuro tenebroso y terrible? ¿Qué sucede cuando lejos de imaginarme un final feliz para mi historia, pienso en todo lo malo que puede sucederme?

Esos pensamientos anticipados y nefastos son llamados “Fantasías catastróficas”. No sólo se tratan de malas noticias o situaciones terribles, sino que suelen generar angustia y malestar.

Suelen aparecer cuando experimentamos cambios importantes en nuestra vida: un nuevo trabajo, una mudanza, una nueva pareja. Es allí, cuando se activa la película de nuestra mente y comenzamos a pensar en todo lo terrible que me puede suceder en esta novedad.

El inconveniente no es que aparezca, sino que no me dé cuenta que se hacen presentes. Es igual de problemático cuando me paralizan estos pensamientos y opacan mi realidad actual.

La primera tarea por hacer tiene que ver con darme cuenta cuándo surgen estas fantasías. No tratar de detenerlas o paralizarlas, solo observar el momento en el que aparecen.

Luego que puedas percatarte de su existencia, puedes hacer un ejercicio para enfocarte y quedarte en el presente. Prueba de la siguiente manera: Cuando aparezca la fantasía, mira a tu alrededor y haz un inventario de las cosas y personas que se encuentran a tu alrededor. Por ejemplo: una mesa, dos sillas, una mujer, papeles, lápices, un cuaderno y un libro.

Esta es una manera sencilla de llamarte al aquí y al ahora. Cuando puedes ver que lo que tienes en frente es diferente a lo que tu mente está planteando, las cosas cambian. Primero, porque te anclas en el presente y luego, porque le bajas el volumen a tus fantasías nefastas.

Si quieres concertar una cita o te interesa tratar algún tema en particular, me puedes contactar a través del siguiente número de teléfono: 15-63649171 o a través del correo electrónico: raizaramirez@gmail.com

Lic. Raiza Ramírez
Terapeuta Gestáltica

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Bebé gestáltica y mamá neurótica

Contacto sin sobrecontacto

Ella va a su ritmo

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)