martes, noviembre 13, 2007

El vacío o no sé qué hacer

"En el vacío está todo"

¿Qué pasa cuando me doy cuenta de que lo que venía haciendo hasta ahora ya no me funciona y aún no sé cómo hacerlo diferente?

Aparece el vacío y generalmente una sensación de angustia. Es parecido a la siguiente imagen: una persona está en el medio del océano, muy lejos de la isla que dejó y a la que no desea volver, y aparentemente alejada de la nueva tierra o el sitio al que quiere llegar.

Si no tengo conciencia de lo que está sucediendo en mi vida, lo más probable es que repita una y otra vez las mismas "soluciones" ante los mismos problemas –porque es la manera en la que aprendí a "resolver" estas situaciones o mas bien, responder ante ellas-. Da igual si realmente soluciono o no el inconveniente.

Ahora bien, si esta forma comienza a generarme malestar o causarme daño, puedo decidir hacer algunos cambios en mi vida. En este viaje de transformación interna, comienzo a notar que este mecanismo de respuesta no me funciona o que caducó para mí. Es el momento de inventarme de nuevo y de buscar una nueva respuesta.

En este proceso, paso por un momento de vacío, silencio, hueco, oscuridad, angustia y algunos sinónimos más. Es justamente el momento en el que aún no sé cómo es esa nueva manera de atender mis asuntos.

¿Qué hacer? La respuesta es: nada.

Lo mejor que puedo hacer es quedarme en este vacío y confiar en mi cuerpo y en mis recursos. Mi organismo y su propia sabiduría encontrarán una respuesta nueva. Y sólo probando, podré saber si funciona o no para mí, y si este nuevo ajuste realmente me satisface o no.

Quedarme en la nada y en el silencio quizá pueda generar angustia, lo cierto es que es allí en este vacío donde se encuentra todo, donde comienza lo nuevo y donde puedo encontrar algo diferente para mi vida. Al final, como dicen los budistas "no se puede llenar una taza a menos que esté vacía".

Este principio aplica también a mi existencia. No puedo encontrar "lo nuevo" a menos que deseche "lo viejo" o lo que ya no me funciona.

Lic. Raiza Ramírez
Terapeuta Gestáltica

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)