viernes, enero 23, 2009

Constelaciones Familiares


Las Constelaciones Familiares
El amor que nos une a nuestra familia
Todos pertenecemos a una familia. Esto es un hecho. Estamos conectados a nuestros ancestros de una manera visible e invisible. No sólo por el lunar que heredé de mi abuelo, por ejemplo, sino por todo lo demás que involucra mi historia, que es más grande que yo, y que puedo recordar o no, saber o no, y que está allí.
La constelación familiar es un abordaje terapéutico creado y desarrollado por el alemán Bert Hellinger. Como enfoque terapéutico, toma elementos del psicodrama, de la terapia sistémica, de la hipnoterapia, del Grito Primario de Janoff, de la Gestalt, de la fenomenología, entre otras.
¿Qué es constelar o hacer una constelación?
Significa representar la familia de un paciente o cliente para que éste mire, observe y tome conciencia de lo que ha sucedido en este sistema, sea lo que sea. Es como colocar una lupa en la historia familiar, con la finalidad de mirar, observar y ordenar lo que el consultante necesite, con la finalidad de sanar, lograr paz y logre ocupar su lugar dentro de su sistema.
La constelación se puede hacer en grupo y en consulta individual.
En el primer caso, se reúne un grupo de personas y de allí se escogen representantes para la familia del cliente y se comienza a mirar lo que ha sucedido en este sistema.
En el segundo caso, cuando se realiza la consulta privada, se pueden utilizan figuras o pisadas sistémicas, para representar a los miembros de la familia.
¿Qué busca una constelación?
En primer lugar, mirar el sistema familiar de consultante.
En segundo lugar, organizar, dentro de lo posible, el sistema del cliente.
Y luego, que el paciente pueda tomar conciencia y ocupar su propio lugar dentro del sistema de familia.
¿Cómo se logra esto?
Mirando, observando, asintiendo, reconociendo lo que fue, dando lugar a los excluidos.

Si estás interesado en realizarte tu Constelación Familiar, puedes contactarme por el siguiente correo electrónico: raizaramirez@gmail.com o por el teléfono: 15-63649171.

"Cuando reconozco y observo MI BUENA CONCIENCIA, puedo comenzar a mirar MI POSIBILIDAD de hacerlo diferente”
Autor del texto:
Lic. Raiza Ramírez
Psicoterapeuta Gestáltica y Terapeuta en Constelaciones Familiares

1 comentario:

sticker dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Bebé gestáltica y mamá neurótica

Contacto sin sobrecontacto

Ella va a su ritmo

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)