miércoles, julio 04, 2007

¿Qué es eso de la ANGUSTIA?

La angustia parece ser un mal común en estos tiempos. Nos puede atribular el costo de la vida, el país y sus problemas, la familia y sus inconvenientes, la pareja y sus detalles, los hijos y sus amigos. La lista puede ser eterna.

Esta sensación, generalmente es desagradable para quien la siente, no tiene parámetros de aparición: se hace presente y punto. Cuando llega genera malestar, sensación de ahogo y suelen aparecer también pensamientos negativos que pueden enraizar la angustia aun más en la persona, lo que la convierte en un círculo vicioso del que resulta, a veces, difícil salir.

Ahora bien, ¿De qué se trata esto? ¿Se puede evitar? ¿Cómo se cura?

En teoría, según Fritz Perls, padre de la terapia gestáltica, la angustia es la brecha que existe entre el presente y el futuro. Cuando una persona no está centrada en el presente, se angustia. Bien sea porque está anclada en el pasado o porque se adelanta hacia el futuro. Mientras tanto, se pierde su mundo actual, su realidad más obvia, lo presente, lo que es.

La salida a esta suerte de laberinto poco agradable puede ir por dos vías.

La primera, consiste en observarnos. Estar atento a cómo hacemos para adelantar la película de nuestra vida, cómo hacemos para aparecer de pronto dentro de unos días o meses, viviendo una situación que aún no se ha dado. Cuando nos pesquemos en esta “trampa”, podemos hacer una parada, respirar y abrir bien los ojos. Con los ojos bien abiertos, podremos mirar a detalle lo que sí hay a nuestro alrededor, lo que es real y traernos de regreso al aquí y al ahora.

La segunda vía tiene que ver con cambiar esa película negativa por una imagen positiva. Si nuestra mente puede crear un video de catástrofe, qué tal si hacemos lo contrario y creamos uno positivo con final feliz incluido. Haz el intento y quizá de esta manera puedas saber que si eres capaz de crear lo negativo, también puedes hacer lo contrario.

Empieza ahora mismo que estás leyendo estas letras. Mira a tu alrededor, quédate con lo que es real y fíjate qué pasa con la angustia cuando no existe nada más que el presente. Desaparece como por arte de magia, ¿verdad?

Si tienes alguna duda o te interesa tratar algún tema en particular, me puedes contactar a través del siguiente número de teléfono: 15-63649171 o por el correo electrónico raizaramirez@gmail.com

Lic. Raiza Ramírez
Terapeuta Gestáltica

1 comentario:

Alvarito dijo...

Raizita me encanta tu blog, lo reviso siempre desde el reader. El de fotos/canciones también =)

Te quiero mucho siempre!

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)